Gabino, el grande

gabinoEl nos dedicó una canción que hemos incorporado a nuestra identidad como sanduceros y nosotros conservamos nada más ni nada menos que su guitarra: Gabino Ezeiza, el último gran payador rioplatense.

 Gabino “El Negro” Ezeiza  fue el más famoso rioplatense en el arte de payar, tanto en su tierra argentina como el Uruguay. Varias veces llegó a Paysandú, donde sus presentaciones eran promocionadas con mucha anticipación y generalmente las entradas resultaban agotadas.

Nacido en el barrio de San Telmo (Buenos Aires) el 3 de febrero de 1858, fue de cuna muy humilde y llegó a tener popularidad por su dedicación total a la obra de versificar, guitarrear, payar y componer canciones, que casi siempre fueron estrenadas por él mismo.

Se estima que su composición poética con largueza el medio millar de obras, entre las que se recuerdan siempre Heroica Paysandú, Salve y Libertador. Se recuerda siempre en los libros que tratan sobre el tema de las payadas, la que sostuvo con Nemesio Trejo, que duró tres días y otra del año 1891, en el teatro Florida, con el mismo contendor.

Sigue leyendo

Anuncios

Historias verdaderas: Ruben Darío en Paysandú

© Por Carol Guilleminot

darioEl nicaragüense Rubén Darío fue el poeta de lengua castellana más influyente de su época, al iniciar la modernidad literaria en el continente americano.

Sin embargo,  es un hecho poco conocido la visita del gran poeta a Paysandú, donde luego de presentarse en el Teatro Progreso permaneció cinco días enfermo en el Hotel Concordia.
Sigue leyendo

¿Está enojado el cielo?

Foto CYG

Foto CYG

Su primo había insistido y ella cedió. Ahora sus carcajadas indicaban que le había tomado el gusto a eso de apretar el botón del teclado para hacer que el conejito siguiera su carrera y hasta había evitado algunas veces que se cayera.

 

Sin embargo, el mandato adulto llegó sin concesiones. Había tormenta y la computadora tenía que ser apagada. Marcelo, cuatro años mayor que ella, ya lo sabía y se levantó resignado de la silla. Pero Sarita empezó con sus preguntas justo cuando en el techo de zinc comenzaba a escucharse el inicio de un golpeteo.

Sigue leyendo

Arco iris, el de Newton y el de Keats

arco-iris1¿Quién no se ha quedado alguna vez –sino varias—en su vida mirando absorto el arcoiris? De niños soñábamos con adivinar dónde termina y qué habría ahí. Leyendas y fábulas se han tejido en torno a este singular y bellísimo espectáculo de la naturaleza.

Según la Biblia apareció en los días de Noé, después del diluvio: “Cada vez que aparezca el arco iris entre las nubes, yo lo veré y me acordaré del pacto que establecí para siempre con todos los seres vivientes que hay sobre la tierra” (Genèsis 9:16).

A lo largo del tiempo, las referencias literarias lo han vinculado a lo maravilloso, a lo mítico y en cierta medida, también en la actualidad su imagen es utilizada en historias fabuladas en las que se apunta a demostrar una verdad moral que, a modo de advertencia o consejo, se sintetiza al final de la narración en una moraleja. Una me llegó el otro día entre tantos mensajes no deseados que nos depara la bandeja de entrada del correo electrónico.

Sigue leyendo

¿Seguirá habiendo libros?

gafas_webCada vez  leo más de todo y menos de lo que quiero. Lo he escuchado muchas veces y pasa más frecuentemente de lo que uno quisiera para sí mismo.  La discusión de si se lee más o menos que antes encontrará siempre argumentos que inclinen la balanza hacia uno u otro lado. Y habría que ver también a qué nos referimos con la palabra leer en ese caso.

Sigue leyendo