Ambiente, Ciencia y Tecnología, Paysandú, Portada

Salto Grande cuenta con más de 400 estaciones automáticas de monitoreo


Salto Grande
Salto Grande
El sistema de monitoreo hidrológico de Salto Grande cuenta actualmente con más de cuatrocientas estaciones que envían su información en forma diaria u horaria. La mayoría de esas estaciones no pertenecen a Salto Grande, sino que son de 18 diferentes organismos de Brasil, Argentina y Uruguay, con los que se ha realizado distinto tipo de convenios.
Para el manejo de esta voluminosa información y mejorar el sistema de pronósticos existente, Salto Grande ha adquirido recientemente un software denominado Fews, a la Fundación Deltares de Holanda. 
A través de su Área de Hidrología Salto Grande mantiene una vigilancia permanente y silenciosa sobre toda la cuenca del río Uruguay aguas arriba de la represa, que permite anticipar los valores futuros del caudal del río, con el fin de tomar las mejores decisiones operativas, y alertar en forma anticipada a las poblaciones ribereñas ante crecientes extraordinarias.
El conocimiento anticipado de los caudales entrantes al embalse permite planificar el movimiento del embalse, calcular la disponibilidad energética, informar anticipadamente a los ribereños ante posibles crecientes, entre otras funciones.

Moderna herramienta de monitoreo

El software adquirido es una de las herramientas más modernas existente a nivel mundial para el monitoreo y previsión de comportamiento de sistemas naturales complejos en tiempo real. Es el mismo sistema que respalda los 13 Centros de pronóstico hidrológico que tiene el River Forecast Center de la NOAA en Estados Unidos. 
Al respecto, Salto Grande informó que este sistema permite una integración eficiente de la totalidad de la información disponible, que se encuentra en proceso de actualización permanente, a la vez que hace posible integrar la telemetría propia con los diversos formatos de información de las diferentes fuentes.
"La información llega en forma automática cuando están ocurriendo precipitaciones en la cuenca, ingresa en un conjunto de modelos matemáticos hidrológicos e hidráulicos, que traducen la precipitación a caudales en el río, con lo cual se dispone en forma actualizada de una herramienta de apoyo para la realización de los pronósticos de caudales afluentes al embalse", informaron  fuentes del complejo hidroeléctrico.

Cuenca de casi 250.000 km2

Mapa cuenca de S Grande

El caudal de ingreso al embalse de Salto Grande proviene de una cuenca colectora que abarca un área de casi 243.970 km2, y se encuentra ubicada en los territorios de Brasil (70%), de Uruguay (10%), y de Argentina (20%). Esta superficie es 3,1 veces superior a la correspondiente a la provincia de Entre Ríos. La cuenca inmediata abarca 47.235 km2, la cuenca media 97.214 km2, y cuenca alta 99.521 km2.
El conocimiento anticipado de los caudales entrantes al embalse es una tarea de fundamental importancia, ya que permite realizar de manera continua de acciones tales como: planificación del movimiento del embalse, cálculo de la disponibilidad energética, dar aviso y seguridades a la navegación, atenuar los efectos de crecientes extremas dentro de las posibilidades técnicas disponibles e informar anticipadamente a las poblaciones ribereñas de la aparición de estas crecientes, a fin de mitigar los perjuicios sociales y económicos que se pueden producir.
"Dentro de la cuenca de un río se cumple el ciclo hidrológico del agua. Simplificadamente se puede decir que la superficie de la cuenca recibe las precipitaciones que ocurren, una fracción de ellas alimentan las reservas del suelo infiltrándose, otra parte vuelve a la atmósfera por evaporación, y el resto escurre por la superficie del terreno y alimenta los ríos, transformándose en caudal. Consecuentemente, si se pretende determinar los caudales futuros del río resulta imprescindible tener una correcta evaluación de las lluvias que ocurren. Estas pueden medirse en forma muy simplificada con la utilización de un sencillo instrumento denominado pluviómetro".
Además los caudales de los afluentes y del propio Río Uruguay se miden registrando sus niveles en diferentes puntos (alturas hidrométricas).  Actualmente los pluviómetros y los medidores de alturas hidrométricas se encuentran automatizados tanto en su lectura como en la transmisión de los valores registrados hacia un centro de control que almacena los datos. Esta transmisión se logra por vía radial, celular, o satelital.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s