Niños uruguayos van 162 días a la escuela

elaPor tercer año consecutivo, mejoró la asistencia global de 1º a 6º grados en Educación Primaria pública y descendió la repetición –marcando el registro histórico más bajo- según datos del Estado de Situación 2012 del Monitor Educativo.

En promedio, los niños uruguayos asisten 162 días a la escuela. No obstante preocupa la asistencia insuficiente, es decir, niños que concurren más de 70 días pero menos de 140 al año, que constituyen el 6,6% de la matrícula.

Los resultados de la onceava evaluación realizada por el Monitor Educativo de Educación Primaria, fueron presentados en el marco de una jornada de trabajo realizada en la sede del Instituto de Perfeccionamiento y Estudios Superiores (IPES) “Dr. Juan E. Pivel Devoto”, con la asistencia de los inspectores departamentales de todo el país.

El Monitor Educativo –esfuerzo conjunto del Departamento de Investigación y Estadística del Consejo Directivo Central (CODICEN) de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) y del Departamento de Estadística del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP)- es una herramienta orientada a aportar elementos que faciliten el acceso de distintos actores del sistema educativo a información sistematizada acerca de la educación primaria pública en Uruguay.

MEJORAS Y AUSENTISMO

En cuanto a las conclusiones, se subraya que en la educación común la asistencia a clases mejoró en términos globales en 2012, por tercer año consecutivo. En promedio, los alumnos de 1º a 6º grados concurrieron 162 días a la escuela.

No obstante, dicho promedio no refleja a cabalidad las diversas situaciones. En ese sentido, la proporción de alumnos que asistieron un número de días cercano al previsto (más de 170) es tres veces mayor que en 2009, en la medida que pasó de 12,2% a 35,2%. Esta situación se valora como un logro importante, aunque implica que las dos terceras partes de los niños presenta un ausentismo importante.

Por otro lado, el abandono intermitente –es decir, niños que asisten 70 días o menos- se ubicó en 2012 en 1,0%, lo cual constituye una mejora respecto al año anterior.

El trabajo reconoce, además, que pese a los logros referidos, la asistencia insuficiente –niños que asisten más de 70 días pero menos de 140- aumentó en 2012 de 6,1% a 6,6%.

Este dato alerta acerca de un núcleo de alumnos en situación de alta vulnerabilidad educativa, sobre quienes no han impactado las estrategias explícitas desarrolladas en los últimos años, tendientes a mejorar la asiduidad de la asistencia.

MENOR REPETICIÓN

En otro aspecto, se desataca que al cabo de tres años consecutivos de estabilidad, la repetición global (de 1º a 6º grados) bajó medio punto porcentual y se ubicó en 5,6%, lo cual supone el registro histórico más bajo.

En 2012 repitieron 15 mil niños, aproximadamente la mitad de los que habrían reprobado una década atrás si se hubieran mantenido los niveles de repetición de entonces.

Se establece también que la caída de la repetición se verifica en todos los contextos socioculturales, en todas las categorías (con excepción de Aprender), en todos los grados y para varones y niñas.

La mejora en los contextos socioculturales más vulnerables –quintiles 1 y 2- responde exclusivamente al desempeño de las Escuelas de Tiempo Completo, que trabajan con dicha población. Asimismo, la repetición cayó en el Interior y en Montevideo.

23 ALUMNOS POR MAESTRO

Otro dato significativo refiere a que el número de alumnos por maestro continuó descendiendo en 2012, ubicándose en 23,5 alumnos para el conjunto de la educación común y en 21,6 en 1º grado. Asimismo, se consolida la tendencia hacia grupos más chicos en las escuelas de contexto desfavorable, al tiempo que se redujo nuevamente la cantidad de grupos numerosos.

En cuanto a la antigüedad en la docencia, se mantiene la pauta de años anteriores, es decir, uno de cada cinco maestros –aproximadamente- tiene menos de cinco años de experiencia. En ese marco, las Escuelas de Tiempo Completo cuentan con la menor proporción de docentes noveles, característica que se ha mantenido en los últimos años.

Por otra parte, la rotación de maestros entre escuelas continúa siendo muy alta y aumentó por cuarto año consecutivo. En 2012, la proporción de maestros con menos de tres años en la escuela ascendió a 55,4%. Al igual que en años anteriores, las escuelas rurales son las que presentan los niveles de rotación más elevados, alcanzando el 66,1%.

CAE LA MATRíCULA

Con relación a la matrícula de educación primaria pública, el trabajo señala que continúa descendiendo, básicamente como consecuencia de la caída en la educación común (1º a 6º grados). No obstante, la matrícula de educación inicial permaneció estable en 2012.

Las autoridades señalaron que la reducción señalada, sin embargo, no implica una menor cobertura sino que responde, esencialmente, al efecto de caída de los nacimientos, a un tránsito más rápido de los alumnos por los distintos grados escolares, derivado de la reducción en la repetición y al traspaso de matrícula al sector privado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s