El 22% de los jóvenes no estudia ni trabaja en Paysandú

niniEl 21,8% de los jóvenes sanduceros de entre 15 y 29 años no estudia ni trabaja, porcentaje que es de porcentaje superior a la media nacional que alcanza el 16,4%.

En tanto, un 9% de los jóvenes sanduceros que no estudian ni trabajan tampoco buscan empleo ni realizan tareas en el hogar, tratándose de una cifra superior al porcentaje nacional de jóvenes en la misma situación, que alcanza el 5,6%.

Por otra parte, el desempleo entre los jóvenes sanduceros es superior al registrado para el total del país (11,9%) ubicándose para el año 2011 en un 13,6% en el tramo etario comprendido entre los 18 y 29 años.

Las cifras, contenidas en la Agenda Estratégica hacia un Plan de Desarrollo Social Departamental hacia el 2015 van acompañadas de la preocupación existente a nivel social por estas situaciones registrada en el documento, que también propone un plan de acción para dar respuestas.

La Agenda Estratégica de Desarrollo Social tiene su punto de partida en la identificación y sistematización de una serie de situaciones consideradas estratégicas para el desarrollo del Departamento, tratándose de situaciones que emergen a partir de la constatación de una carencia o necesidad, así como de oportunidades, claramente sentidas o percibidas por la población local.

“Son asuntos estratégicos por algunas o varias de las siguientes razones: son decisivos para definir el futuro del Departamento a mediano y largo plazo, pueden evolucionar de distinta forma según la visión del desarrollo que se adopte, el Estado y la sociedad tienen la posibilidad de actuar sobre ellos con razonable impacto, y los costos de no actuar pueden ser gravosos para el futuro del Departamento y sus habitantes”, señala el documento.

El proceso de elaboración de la Agenda tuvo como punto de partida encuentros regionales del Gabinete Social y el Consejo Nacional de Políticas Sociales con las Mesas Interinstitucionales de Políticas Sociales, realizadas entre noviembre y diciembre de 2011.

En el caso de Paysandú, la Mesa participó de una instancia regional realizada en noviembre de ese año y posteriormente fueron realizadas a nivel local reuniones de trabajo de diferentes organismos y organizaciones de la sociedad civil, tales como los ministerio de Educación y Cultura, Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, Trabajo y Seguridad Social, Salud Pública, Desarrollo Social, Interior, Industria, Energía y Minería; el INAU, Hospital de Guichón, BPS, UTU, Intendencia, Jefatura de Policía, Municipio de Guichón y Centro Universitario de Paysandú. Las organizaciones sociales participantes fueron la Comisión de Vecinos de Plaza Juan Pablo Terra, Grupo de Clasificadores del Curupí, Federación Ancap-Jubilados, Junta Departamental, Centro de Participación Popular, Comisión de Vecinos de Barrio Purificación, Fucvam, Cousap Cooperare, Socat Cruzada de la Caridad, Brigada Río de los Pájaros, Espacio de Diálogo Social, Caif Nuevo Paysandú, Aldeas Infantiles SOS, Centro Comercial e Industrial de Paysandú, Ute, Refugio La Heroica, CD Social, Liceo 4, Socat Educación Solidaria, Colectivo LGBT Manos Púrpuras, Impulsa Paysandú, PIT-CNT, Clasificadores “Compañeros Unidos por la Clasificación”, Cooperativa Tu Sabor, Grupo Mujeres de Zeballos, Grupo de Productores de Paso de los Carros, Grupo Barrial Umuntu, Liceo 2, Cotrapay Cooperativa Social, Socat Zona Sureste CPP, Instituto Cuesta Duarte, Caif Purificación 3, Asociación Sanducera de Jubilados y Pensionistas e integrantes de la Comisión Territorial del Consejo Nacional de Políticas Sociales.

ESTANCAMIENTO EDUCATIVO

El documento señala que los resultados educativos para un importante número de jóvenes y adolescentes del Departamento resultan ser magros y desalentadores. Esta situación es particularmente evidente en la educación secundaria, cuya oferta es casi inexistente en las zonas rurales y en las pequeñas localidades del Departamento. Asimismo, la falta de ofertas, más allá de la educación formal, para la población entre los 12 y 15 años genera que muchos adolescentes en dicho tramo de edad no encuentran inserción socioeducativa luego de haber culminado o abandonado el primer ciclo de secundaria.

El núcleo duro de esta problemática comienza a manifestarse en el tránsito entre la educación primaria y secundaria. Por su parte, también preocupa los magros resultados educativos en la población adulta medidos por el promedio de años de estudios finalizados entre los mayores de 25 años.

En los últimos veinte años se observa un estancamiento en los niveles educativos máximos alcanzados por la población. En efecto, entre los adultos mayores de 25 años el máximo nivel educativo alcanzado es, para 2011, Primaria completa con un 26%, al que sigue Primaria incompleta (14,7%), Ciclo Básico Completo (12,9%) y Ciclo Secundario Superior (Bachillerato) incompleto (12,8%).

En relación a la educación terciaria, sólo el 8,4% de la población del departamento tiene estudios universitarios completos. En tanto, el 98,4% de las personas que viven en Paysandú saben leer y escribir, estimación igual a la que se registra en el total del país.

Por último, el promedio de años de educación en el Departamento es inferior a la media nacional (8,9) por aproximadamente un año, siendo la situación aún más desventajosa en el interior rural.

El análisis de este indicador según condición de pobreza, da cuenta de un acumulado inferior en dos años para la población socialmante más vulnerable. En cuanto al análisis de los indicadores por género, no se observan diferencias significativas entre ambos sexos.

LEVE MEJORíA EN 2011

Al analizar los datos de 2011 se constata una leve mejoría en la estadística, aunque apenas el 25,3% de los jóvenes de entre 21 y 23 años tienen terminaron el Bachillerato.

En Paysandú la asistencia a Educación Inicial de niños de 4 y 5 años para el año 2011 alcanza una cobertura del 97,5%. En Educación Primaria la tasa de asistencia de niños de entre 6 y 11 años se ha mantenido estable en el período se ha mantenido estable en el período 2006-2011, registrando valores en torno al 96%.

En tanto, la tasa neta de asistencia en primer ciclo de Educación Media Básica ha experimentado una mejora entre los años 2006 y 2011, registrando un aumento de 8 puntos porcentuales, alcanzando en 2011 el 74,6%.

En Educación Media Superior se evidencia una mejoría, dado que la tasa de asistencia de jóvenes de entre 15 y 17 años pasa de 46,2% en 2006 a 54,6% en 2011.

Al analizar los resultados de 2011, el porcentaje de jóvenes de Paysandú de entre 18 y 20 años que culminaron el primer ciclo de Enseñanza Media es de 67,7% y sólo el 25,3% de los jóvenes entre 21 y 23 años culminaron el Bachillerato.

ESPECIAL VULNERABILIDAD

La Agenda Estratégica de Desarrollo Social Departamental identifica como en una “especial situación de vulnerabilidad” a los jóvenes que no estudian ni trabajan.

En este sentido, cabe consignar que el 21,8% de los jóvenes de entre 15 y 29 años de edad no estudian ni trabajan, comprendiendo las siguientes situaciones: un 6,3% de jóvenes que no estudian ni trabajan pero buscan empleo (el porcentaje nacional es de 5,3%); 6,8% de jóvenes que no estudian ni trabajan pero son quienes realizan los quehaceres del hogar (el porcentaje nacional es de 5,5%) y 8,7% de jóvenes que no estudian ni trabajan y no buscan empleo ni son los que realizan las tareas del hogar (el porcentaje nacional es de 5,6%).

Su distribución por sexo da cuenta de una mayor participación de mujeres (27,6%) que de hombres (16%) dentro de los jóvenes que no estudian ni trabajan, lo cual puede estar asociado a un mayor peso de las responsabilidades del hogar sobre las mujeres.

Resulta importante señalar también que en lo que refiere al empleo, a pesar que Paysandú registra una evolución positiva en el período 2006-2011, dado que ha logrado bajar a la mitad ese indicador, pasando de 11,4% en 2006 a 5,9% en 2011, el desempleo entre los jóvenes sanduceros es superior al registrado para el total del país (11,9%) ubicándose para el año 2011 en un 13,6% en el tramo etario comprendido entre los 18 y 29 años.

PREOCUPACIONES

El documento elaborado por la sociedad civil e instituciones del Estado respecto a la situacion social de Paysandú y la definición de asuntos y líneas estratégicas que deberían ser desarrolladas señala que “en parte asociado a los débiles resultados educativos y potenciados por otras limitaciones y carencias muchos adolescentes y jóvenes ven dificultadas sus posibilidades de generar un proyecto de vida satisfactorio”.

Agrega que “a las pocas oportunidades a nivel educativo formal, sobre todo en secundaria y técnica, deben agregarse pocos o nulos espacios para la educación no formal y finalmente, las pocas oportunidades laborales también coartan la posibilidad de aprendizaje en el trabajo”.

Asimismo, “son limitados los espacios de esparcimiento, prácticas deportivas y lugar de encuentro entre pares. La continuidad de los estudios más allá del nivel medio y el acceso a un mercado de trabajo más dinámico lleva a muchos jóvenes a emigrar, lo cual tiene incidencia en las posibilidades de desarrollo social de Paysandú”, agrega el documento.

Finaliza advirtiendo que “la consecuencia de no entrar las oportunidades para encarar un proyecto de vida en el Departamento puede derivar, según casos, en los preocupantes niveles de consumo de alcohol y adicciones a otras sustancia, fenómenos de violencia y marginación, embarazo adolescente y los recurrentes accidentes de tránsito”.

Foto: gruposolidario.org

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s