¡Ya era hora!

madre-trabajadoraEl Ministerio de Trabajo presentó en el Parlamento el anteproyecto de ley que extenderá las licencias por paternidad. El mismo amplía la licencia maternal a 14 semanas, agrega 10 días hábiles de licencia por paternidad y lleva a seis meses el medio horario que podrá ser usado por el hombre o la mujer, ya que es una licencia parental.

La presentación se hizo a la Bicameral Femenina -integrada por senadoras y diputadas de todos los partidos- y estuvo a cargo del ministro Eduardo Brenta e Ivonne Pandiani de la Dirección Nacional de Seguridad Social.

Brenta les explicó a las parlamentarias la decisión de Uruguay de ratificar el Convenio 183 de OIT y aumentar a 14 semanas la licencia por maternidad. El ministro se comprometió a esto cuando se entrevistó con el director general de OIT, Guy Ryder. En principio, el Parlamento está de acuerdo sobre esta ratificación y la aprobaría rápidamente.

Recientemente, el Fondo de Población de las Naciones Unidas señaló que en Uruguay “el panorama es poco alentador” en cuanto a los beneficios que tienen los padres con hijos recién nacidos. Tras una análisis de costos y posibles impactos de diferentes modelos de licencias por maternidad, paternidad y parentales, el organismo señaló que las licencias por maternidad y paternidad están actualmente por debajo de los países mejor posicionados de la región y el mundo y agregó que Uruguay no cumple ni siquiera con el mínimo exigido por la OIT en el convenio 183, que extiende el período mínimo de lactancia a 14 semanas.

En unos 10 años, 80 por ciento de todas las mujeres de los países industrializados y 70 por ciento de las mujeres de todo el mundo estarán trabajando fuera del hogar durante su período de procreación y de educación de los hijos.
En Uruguay se estima que el 40% de las mujeres con hijos de entre 0 y 3 años trabaja a jornada completa fuera de su hogar. Ese es un dato que no debería pasar desapercibido en un país que envejece a pasos agigantados y la amplia mayoría de los niños nacen en hogares pobres.

Además, existe otro problema y es el trato diferencial a las madres trabajadoras, según se desempeñen en el sector público o privado. Aquí, la licencia por maternidad es de 12 semanas para el sector privado y 13 para el sector público pero además las trabajadoras del sector público cuentan con la posibilidad de trabajar medio horario durante seis meses por amamantamiento, mientras que las del sector privado no cuentan con ese beneficio (solo tienen media hora por jornada laboral) a pesar de la paradoja de que el las maternidades y el sistema de salud en general estimula a las mujeres a amamantar a sus bebés.

La incorporación de la posiblidad de licencia paternal para el hombre por seis meses (que podrá usarse si no la usa la madre), también resulta una interesante novedad, especialmente si tenemos en cuenta los cambios existentes en cuanto a la conformación de los grupos familiares en comparación con el esquema de familia tradicional, e incluso las dinámicas laborales.

En conclusión, es de esperar que el tratamiento parlamentario del tema sea rápido y, por el bien de las madres trabajadoras, sus hijos y familias, esto se instrumente rápido.

Foto: mexico.cnn.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s