Portada

Microfinanzas, instrumento necesario

Según un estudio realizado en 2011 por la Corporación Andina de Fomento – Banco de Desarrollo de América Latina, la fracción de familias cuyo ingreso principal proviene de una microempresa alcanzaba el 19,76% para nuestro país, y el promedio para América Latina ascendía a 24,47%.

En la misma investigación, se menciona que la fracción de microempresarios cuyo crédito más importante es formal es de 19,66% en Uruguay, mientras que el promedio para América Latina era de 14,02% (para los mismos países). Entonces, resulta claro la relevancia del sector de las micro y pequeñas empresas en el país y de cómo la inclusión financiera a través de las microfinanzas presenta potenciales resultados positivos para la sociedad uruguaya en su conjunto.

Se entiende por microfinanzas son el conjunto de actividades orientadas a la prestación de servicios financieros y no financieros complementarios, para atender a la población de escasos recursos que ha sido excluida del sistema financiero tradicional.

Las microfinanzas pretenden ser un servicio integral para impulsar la creación y el desarrollo de pequeñas actividades productivas, ya que no sólo están constituidas por productos financieros, sino que incluyen servicios complementarios como son los servicios asistencia técnica y capacitación empresarial.

Según un informe sobre el tema, divulgado por AEBU, si bien se encuentran diferencias en cuanto al desarrollo de las microfinanzas en los distintos departamentos del país, pueden detectarse ciertos aspectos generales que caracterizan a los demandantes de servicios de microfinanzas, ya sea microcréditos o servicios complementarios.

Fundamentalmente, se trata de microempresarios o emprendedores que manifiestan la intención de solucionar algún aspecto de su negocio, o de comenzar un negocio, que no cuentan con los requisitos básicos para acceder a créditos bancarios, generalmente, por ser informales, por no contar con la antigüedad o garantía solicitadas.

La mayoría de los individuos no interactúan con el sistema bancario tradicional pero sí han accedido a créditos al consumo alguna vez, lo cual implica financiarse a tasas mayores que a las que podrían acceder en la banca. Algunos microempresarios que tienen la posibilidad de acceder a créditos de la banca tradicional terminan solicitando créditos de alguna institución financiera o de fondos públicos porque requieren menos trámites y se otorgan en menor tiempo.

Un dato interesante es que muchos emprendedores del país financian su producción con créditos al consumo de baja calidad, recurriendo a créditos con tasas de interés que se sitúan entre el 50% y 103% anual, mucho mayores a la rentabilidad de su negocio. Otros microempresarios se acercan a los referentes regionales – las int

endencias o agencias de desarrollo – expresamente en busca de asistencia técnica o talleres de capacitación (en varios departamentos, este es el motivo principal por el que consultan los microempresarios), y no tanto por necesidades de crédito.

Por su parte, la Oficina de Planeamiento y Presupuesto de la Presidencia de la República desarrolla un Programa de Microfinanzas para el Desarrollo Productivo. El mismo promueve el desarrollo integral de las micro y pequeñas empresas, facilita el acceso a créditos bajo interés y mejora las capacidades de gestión de los emprendimientos.

Hasta el año 2011 financió a 7.433 emprendedores y un dato interesante es que los créditos se diseñan en función de los ciclos productivos e incluyen instancias de capacitación y asesoramiento de los emprendedores.

Por ejemplo en el caso de créditos a productores hortícolas se toman en cuenta que los períodos de cosecha. Este año el programa de la OPP procura consolidar nuevos instrumentos financieros: microfactoring, microleasing, vehículos de ahorro, microseguros. Además desarrolla fideicomisos de garantía y esquemas especiales para productores hortícolas, lecheros, avícolas y cooperativas.

En definitiva, se trata de nuevos instrumentos que son sumamentes necesario para un sector de la población económicamente activa que a través de pequeños emprendimientos genera puestos de trabajo y mejora su calidad de vida.

Foto vía morguefile.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s