Comienza en Paysandú el Plan Nacional de Lectura

Paysandú se sumó a las actividades del Plan Nacional de Lectura que el Ministerio de Educación y Cultura desarrolla desde 2005 y cuyo primer eslabón de descentralización fue desarrollado el año pasado en Salto.
La salteña María Luisa De Francesco y la sanducera Mabel De Agostini son las referentes este año y, de acuerdo a lo previsto las acciones del plan llegarán también a Río Negro y Artigas.
El objetivo es promover, articular y divulgar acciones a favor de la lectura y la escritura como herramientas de inclusión social y desarrollo, lo cual implica el reconocimiento de la lectura como un derecho de todas las personas. Durante el lanzamiento del Plan Nacional de Lectura en Paysandú, De Agostini y De Francesco realizaron la presentación del mismo, comentaron las actividades que ya están realizando y los proyectos para el resto del año.
También hubo lugar para la lectura y la actividad contó con la presencia de una estatua viviente y un grupo de niños que caracterizados como distintos personajes recibían al público y obsequiaban libros, revistas y folletos.
ANTECEDENTE EN SALTO
De Francesco, quien hace más de 20 años trabaja en esta área y desde hace tres es tutora de cursos virtuales del Ministerio de Educación y Cultura, comentó que las acciones departamentales del Plan Nacional de Lectura en Salto surgieron tras su planteo al MEC de la necesidad de descentralizar las acciones. “Nadie más que los que trabajamos en el área de animación y fomento de la lectura somos los que conocemos los pequeños y cotidianos esfuerzos que se hacen en cada departamento. Un plan nacional es algo muy amplio y es difícil que llegue a todos los rincones y conocer los agentes difusores e impulsores de la lectura en los departamentos.
Eso fue aprobado y el año pasado trabajé como referente del Plan Nacional de Lectura en Salto y fue un año intenso en cuanto a actividades”, señaló.
Tras la decisión del Ministerio de extender esta forma de trabajo a Paysandú, De Francesco propuso a Mabel De Agostini por ser una docente especializada en el área de promoción de la lectura de larga trayectoria a nivel departamental. “Nos conocíamos a través de medios virtuales porque ella había participado en un curso del MEC del cual yo era tutora y después seguimos conectadas.
Cuando surgió esto de inmediato pensé en ella y su trabajo, que también conocía”, comentó. Las actividades son de carácter anual y, entre el público objetivo se encuentran los estudiantes de Formación Docente, maestras y niños de escuelas rurales.
En este sentido, adelantaron que se estarán impartiendo distintos talleres a lo largo del año tanto en escuelas rurales como el Instituto de Formación Docente, en tanto que la oficina del Plan será en el Centro Mec de Paysandú.
“La propuesta es regionalizar el plan al Norte del río Negro, donde aún no ha tenido un gran impacto. Estamos trabajando en animación, sensibilización y motivación lectora”, explicó.
Por su parte, De Agostini dijo que la nueva tarea es un desafío. “Tenemos muy puesta la mirada en la formación de agentes dinamizadores de la lectura porque se necesitan y tenemos mucho trabajo por delante”, señaló. Otros proyectos incluyen el trabajo de la lectura vinculado a la salud y la producción de un DVD para niños hipoacúsicos.
El Plan Nacional de Lectura también adhiere al concepto de que la alfabetización lectora no es una habilidad que se adquiere en la infancia, sino que se la concibe, como “un conjunto de conocimientos, destrezas y estrategias en expansión que los individuos construyen a lo largo de su vida en variadas situaciones y a través de la interacción con sus pares y con las comunidades más amplias en las que participan”, por lo cual se define la competencia lectora como “la comprensión, uso y reflexión sobre textos escritos, con el fin de alcanzar objetivos personales, desarrollar el conocimiento y potencial individual, y participar en la sociedad”. Las premisas anteriores se inscriben en el concepto de que la palabra escrita tiene una centralidad indiscutible, pero que es necesario ver también la validez de otros códigos y lenguajes, tal como expresiones culturales, así como las nuevas textualizaciones que nacen a partir de las tecnologías digitales, sin desconocer que todas las acciones que se articulen para el fomento de la lectura tienen efectos positivos sobre la escritura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s