¿Cuánto cuesta al país hacer un censo?

Foto run4unity, vía Flickr

El Censo de Población y Vivienda que se hará a fines de este año en Uruguay costará unos 12 millones de dólares.

Antes de finalizar su mandato, el ex presidente Tabaré Vázquez envió al Parlamento un proyecto de Ley para financiar con 250 millones de pesos uruguayos la planificación y ejecución del censo, que se realizará en setiembre, octubre y noviembre próximo.

El proyecto consta de 9 artículos y dispone que la cifra antes indicada pueda aumentarse hasta en un 20% mediante solicitud fundada del Instituto Nacional de Estadística, previo informe favorable del Ministerio de Economía y Finanzas y la Oficina de Planeamiento y Presupuesto cuando el incremento sea requerido para inversiones. A su vez, del incremento autorizado deberá darse cuenta a la Asamblea General.

La iniciativa legal también establece que los jerarcas de la Administración Central, Entes Autónomos, Servicios Descentralizados y Gobiernos Departamentales que autoricen la prestación de servicios de sus funcionarios en el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) al sólo efecto de la realización de este censo, deberán hacerlo por una única vez, y establecer un plazo máximo del desempeño, el que no podrá exceder los cuatro meses.

Asimismo, el INE podrá realizar contrataciones de personal adicional con instituciones públicas o privadas mediante licitación o convenios.

El proyecto de ley también autoriza al INE abonar durante el período de realización del censo, con cargo a la partida antes mencionada, una compensación especial para su personal dependiente, cualquiera sea su vínculo contractual, por la realización de tareas de preparación, organización y ejecución del Proyecto Censos 2010 efectivamente prestadas en campo o de mayor responsabilidad a las propias de sus respectivos cargos.

Trabajarán más de 7.000 personas

La Ley 13.032, del 7 de diciembre de 1961, en su artículo 369, establece que se deberán realizar censos de población cada 10 años. De acuerdo a las estimaciones del Instituto Nacional de Estadística, esta vez trabajarán más de 7.000 personas en todo el país, quienes relevarán y procesarán en un solo operativo datos que permitirán realizar cinco censos y dos actualizaciones de importantes bases de datos nacionales. La cifra de personal asignado incluye censistas, jefes regionales, de equipos y encargados de gestión de calidad.

Mediante un complejo relevamiento, se organizará un registro completo de domicilios, viviendas, personas y locales con actividad económica. Servirá de fuente de datos primarios para el sistema de estadísticas sociales, demográficas y toponímica.

Se hará el primer censo de Entorno Urbanístico, octavo Censo de Población, cuarto Censo Nacional de Hogares, sexto Censo Nacional de Viviendas y un censo nacional de locales con actividad económica.

Paralelamente, se relevará información que permitirá actualizar el directorio de domicilios con fines estadísticos y actualizar la base de cartográfica del INE y la toponimia (origen y significado de los nombres de los lugares).

Una vez relevada y procesada, dicha información dará conocimiento preciso de la cantidad, las características y la distribución territorial de personas, hogares, viviendas y locales para la planificación de acciones futuras, permitirá la actualización de los marcos de muestreo y habilitará la creación de un registro de entidades con actividad económica y su ubicación geográfica, lo que redundará en un conocimiento mayor sobre su estructura locativa. Asimismo, posibilitará dar respuesta a las necesidades de información urbanística.

Varios cambios

Los Censos 2010 incluyen varios cambios en relación a los anteriores, tanto en lo que refiere a la forma de registrar a las personas, la captura de información y el procesamiento de resultados, que estará totalmente informatizado.

También la forma de registrar a las personas en el Censo de Población será significativamente distinta a la de operativos anteriores ya que en lugar de preguntar por quiénes durmieron la noche anterior en cada vivienda (censo de hecho) se preguntará por las personas que habitualmente residen en ella (censo de derecho). Otro cambio significativo será que el período de relevamiento se desarrollará en aproximadamente 30 días y no en uno solo.

En cuanto a la metodología de trabajo, la captura de información será realizada con microcomputadoras portátiles del Plan Ceibal. En las áreas rurales y en las urbanas que no marcan el trazado clásico de manzanas (asentamientos irregulares, viviendas dispersas y otros), se asociará un sistema de posicionamiento satelital (GPS).

Todas las personas que trabajen en el censo (jefes departamentales, jefes regionales, jefes de equipo y censistas) estarán identificados con chalecos de los Censos 2010 y que no sólo se convocará a trabajar como censistas a funcionarios públicos, sino también a particulares que recibirán remuneración por dicha tarea.

El proceso de transferencia y generación de resultados será totalmente informatizado, así como todo lo referente a la gestión, con el fin de favorecer los procesos de supervisión y control. Paralelamente al relevamiento, se cumplirá con un operativo de control de calidad mediante la modalidad de reentrevista. Se tiene previsto también, el desarrollo de una encuesta con el objetivo de estimar posibles omisiones censales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s