Candidatos 2010: Walter Verri

Verri (47 años) es diputado, hincha de Nacional y fue edil durante 15 años. Se define como hiperactivo y le han dicho que tiene facilidad para la oratoria. Integra una nueva corriente dentro del Partido Colorado y quiere ser intendente de Paysandú.

Vivió hasta los 20 años en la zona de Washington y Baltasar Brum y realizó estudios primarios en la Escuela Nº 33, ubicada en la zona industrial. Luego hizo Bachillerato de Derecho en el Liceo Departamental y estudió Derecho un año en Salto en modalidad libre.

En la zona había “muchos campitos” y Walter los frecuentaba para jugar al fútbol junto a sus amigos. “Jugábamos mucho en uno que estaba junto a lo que hoy es la sede del Sindicato de Norteña. Ahí jugábamos al fútbol todos los veranos en vacaciones y los fines de semana cuando nuestros padres nos dejaban”.

Admite que en la juventud intentó jugar al fútbol pero reconoce que “un pata dura no puede llegar muy lejos”. No obstante, gusta de los deportes –aunque actualmente no practica ninguno–, en especial el fútbol, básquetbol, el automovilismo de Fórmula 1, el tenis y el boxeo.

“Los políticos suelen decir que son de un cuadro chico para quedar bien con las dos grandes hinchadas pero yo no tengo problema en decir que soy hincha de Nacional”,

sostiene.

 

“Soy un tipo hiperactivo”

Respecto a los hábitos y costumbres personales, se define como “un tipo hiperactivo”. “Trato que mi vida no tenga muchos ratos libres porque me aburro”, afirma. Aún así,

cuando los tiene, prefiere “estar tranquilo en la computadora” o dedicarse a buscar piezas y repuestos para un Ford del año 30 que desde hace unos años está “tomando

forma”.

Se reconoce “matero” y afirma que tiene facilidad manual como para arreglar algunas cosas de la casa pero no le gusta cocinar.

“No me arrimo a la cocina pero soy muy carnívoro, comería todo el año asado de carne de vaca, pastas y milanesas. Sería el menú perfecto”.

Al prenguntarle si tiene alguna habilidad específica, responde que en la Junta Departamental le decían que “era bueno en la oratoria” pero nunca ha escuchado una

grabación suya. Algo que hace en forma casi permanente es hablar por celular. “Vivo hablando por teléfono”, agrega.

Cree ser buen conductor y dice que se “desestresa” manejando, por lo cual viaja en su propio auto a Montevideo, donde realiza la labor parlamentaria.

Utiliza una computadora para “absolutamente todo” a la hora de trabajar, planificar, comunicarse y procesar cosas referidas a su trabajo y considera que “Internet es una

fuente fantástica de información, comunicación e intercambio, que hay que saber aprovechar”, y si bien cree que las redes sociales son “un tanto invasivas de la privacidad” igualmente las utiliza y tiene una cuenta en Facebook. “La juventud las ha impuesto y nos han alcanzado a todos”, afirma.

El edilato, una gran experiencia

Verri, que fue edil durante 15 años –en el período comprendido entre 1990 a 2005- – considera que dicha tarea le aportó una gran experiencia como político, así como

un conocimiento más profundo de los temas departamentales y las preocupaciones de la gente. Antes, trabajó como funcionario municipal a partir de 1984, puesto al que

renunció para ser legislador departamental.

“Desde 1990 fui edil por el Partido Colorado durante tres períodos consecutivos. Nunca fui candidato a otra cosa que edil en esos tres períodos”.

Afirma que la Junta Departamental le dejó “muchas satisfacciones, muchos compañeros e, inclusive, amigos. Tuve la característica de llevarme muy bien con todos los

actores de los otros partidos a pesar que era un duro adversario en sala. La política tiene eso: uno se enfrenta por lo que cree, peleamos por lo que creíamos que teníamos que defender. No era de los más blandos para debatir pero siempre tuve claro que una cosa es la política y otra las personas y no podemos trasladar los enfrentamientos en la Junta al ámbito personal”.

Al preguntar le cómo se aprende a ser político, afirma que “el político se va formando y se hace en la experiencia” pero que es necesario estudiar y meterse

en los temas “sin tratarlos superficialmente”.

Ni meta ni sorpresa

Sobre el ejercicio de la diputación, dijo que se trata de “una gran responsabilidad” y que en sus errores y aciertos “va a estar una parte de cómo le vaya al Partido Colorado

en el futuro”. Consultado al respecto, dice que llegar a ser legislador nacional no fue una meta personal pero tampoco una sorpresa. “Estábamos trabajando para eso

y fue, sí, una gran alegría”.

“Quiero mucho a Paysandú y ser candidato a intendente me entusiasma enormemente porque tenemos un montón de ideas y proyectos. Lamentablemente en los últimos

tiempos Paysandú se ha quedado un poco y estamos perdiendo esa magia de antes que tenemos que recuperar. Y eso se recupera con mucho trabajo, desde un

gobierno que lidere los cambios que el departamento necesita. Para gobernar un lugar hay que quererlo y en eso no le damos la derecha a nadie. Conozco hasta el último

rincón de los pueblos y barrios de la ciudad, los he recorrido todos”, afirmó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s