Cuando los dibujos dicen más que las palabras…

Un problema lo es cuando tiene solución; cuando deja de tener solución pasa a ser una realidad.
“Como voluntarios, apoyados por el MIDES, Silvia Suárez (sicóloga) y quien suscribe Andrés Irazoqui (dibujante), tratamos de dar una mano a los niños evacuados alojados en el refugio de 6 de Abril casi Varela.

La consigna fue: a través del dibujo, del humor, llevarles alegría, diversión, distenderlos de los duros momentos que estaban pasando. Pero también a través del dibujo fuimos descubriendo su angustia, impotencia y conflictos que iban más allá de las inundaciones y evacuaciones”, dice Andrés Irazoqui en su Facebook al contar de qué se trata la exposición que se inaugura hoy a las 20 en Casa de Cultura.

“Compartimos su dolor, esas puertas que se cerraban por razones de fuerza mayor. Les dimos contención, y aprendimos como unidos éramos más fuertes y podíamos vencer las adversidades. Comprobamos como de las situaciones más difíciles puede brotar lo más bello del ser humano: EL AMOR”, agrega.


Y continúa: Hay algo que los sociólogos llaman el “efecto Everest”, porque esta montaña no la puede subir una persona sola, se necesita ayuda, es un trabajo en equipo. Y eso fue lo que aquí hicimos, luchamos mano a mano entre todos, vimos cómo los niños se ayudaban mutuamente.
Se vivieron situaciones encontradas, cuando comenzó a bajar el agua, poco a poco se fueron marchando, y era una mezcla de emoción y tristeza, les era difícil la despedida, ese temor a perder toda esa contención que les habíamos brindado.
Quedamos con la promesa que no habría una despedida, que siempre estaríamos unidos. Aún no sabemos bien como continuará este trabajo voluntario honorario; pero esperemos que a través de los merenderos, Caif o el MIDES mismo, podamos continuar con esta obra. Algunas de estas instituciones tienen sicólogos, pero nuestra intención no es competir con ellos, por el contrario; a los sicólogos por lo general recurren cuando el problema ya está instaurado. Nuestro cometido es trabajar para detectar posibles problemas o conflictos; de esa manera brindarles una herramienta a las instituciones para que puedan trabajar antes que el problema esté generado, y con esas mismas herramientas el sicólogo de la institución pueda trabajar sin tener que empezar de cero.
Los niños estaban muy preocupados por el día después, el día que baje el río, y su temor es muy bien fundado, pues les genera temor que tanta contención luego quede en un vacío total. Ese es el peor mensaje que les podemos dejar: que sea necesario un accidente (en este caso de la naturaleza: la inundación) para que nos acordemos de ellos, y una vez que todo vuelva a la normalidad vuelvan a ser los olvidados de siempre. Nos prometimos no dejarlos solos. Y vamos a cumplir.
Les pedimos que nunca dejen de soñar, que el sueño que sueñan juntos es el que se hace realidad.
Nuestro máximo anhelo es continuar ayudando fraternalmente para que estos niños de hoy sean hombres mañana; y que lo sean libres y de buenas costumbres. ANDRÉS IRAZOQUI

Anuncios

Un comentario en “Cuando los dibujos dicen más que las palabras…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s