Hasta mediados de enero no habrá playas

Vista de la playa de Paysandú tras las inundaciones de 2009. Foto Carlos Soria (El Telégrafo)

Aunque la temporada comenzará con atraso, los intendentes de las litoraleñas ciudades de Paysandú (Uruguay) y Colón (Argentina) consideran que no está perdida debido a las recientes inundaciones. Estiman que luego que el río vuelva a su cauce normal, se necesitará unos 15 días para acondicionar las playas.

Considerando que la altura del río aún supera los cuatro metros frente al puerto de Paysandú  y que las aguas se están retirando a un ritmo de uno a dos centímetros por hora, el panorama más alentador indica que en los primeros días de enero recién se podrían comenzar las tareas de limpieza y acondicionamiento de los balnearios, las que insumirán unas dos semanas.

El río Uruguay y sus playas son un recurso natural de primer orden para la vecina ciudad de Colón, que recibe cada verano a miles de visitantes atraídos por el escenario natural litoraleño y la industria turística que se ha generado a su alrededor. El intendente de Colón, Hugo Marsó, espera contar con playas totalmente habilitadas en la primera quincena de enero.

En Paysandú, en tanto, el turismo no tiene el mismo impacto pero las playas son el espacio social y recreativo número uno para la población local. “Tengo mucha esperanza que podamos recuperar rápidamente la costa, vamos a hacer un esfuerzo grande con las cooperativas sociales y recursos municipales para ingresar lo antes posible. El trabajo de acondicionamiento llevará un par de semanas después que el río baje”, dijo el intendente sanducero Julio Pintos.

Lo que sigue es parte del artículo que escribí para diario El Telégrafo, de Paysandú, sobre este tema.

MEDIDAS DRáSTICAS
“Si bien futurología no hacemos y no es fácil decir cuándo contaremos con playas, estamos entusiasmados por el buen ritmo de la bajante del río. Cuando se retire el agua, vamos a impedir el acceso de la población a toda la zona de la costa para poder trabajar tranquilos en el acondicionamiento de las playas”, explicó el intendente de Colón.
Dijo que la importancia que revisten las playas para la temporada turística colonense y el lamentable estado en que ha quedado toda la infraestructura existente debido a las inundaciones obliga a tomar “medidas drásticas” y por eso “se impedirá el acceso a esta zona para recomponer la situación de la forma más rápida y efectiva posible”.
“Esperamos contar con algunas playas en la primera quincena de enero”, añadió Marsó, quien opinó que el daño provocado por la creciente fue “terrible”.
“Estamos haciendo la evaluación económica y los daños alcanzan a un millón y medio de pesos argentinos en la zona costera. Hay calles rotas, infraestructura e instalaciones eléctricas destruidas, techos de baños y luminarias rotos”, dijo.
Agregó que habrá que refular arena para reacondicionar las playas y dijo que de las baterías de baños inauguradas en la playa de Colón en diciembre del año pasado “no quedó nada”. “El daño fue terrible porque fue una creciente muy grande”, sostuvo.
La meta es contar para las fiestas con “alguna pequeña playa”, dijo y señaló que existe el compromiso expreso del gobernador entrerriano Segio Uribarri en cuanto a contar con todo el apoyo necesario para “ir cambiando la cara a la costa a medida que baje el río”.
“Con Obras Públicas vamos a cortar el acceso a toda la zona de la costa para que nos dejen trabajar tranquilos, porque la gente comienza a pasar para ver cómo quedó y se produce barro y daños que después cuesta mucho más recuperar. Creemos que esto es drástico pero necesario porque el turismo es nuestra principal industria por lejos y es de interés de todos recuperar la costa cuanto antes”, sostuvo.
SIN CERTIFICACIÓN AMBIENTAL
En Paysandú, en tanto, la principal novedad tras el descenso de las aguas es que este año no se tramitará la certificación de Playa Natural, como estaba previsto. Al respecto, el intendente Julio Pintos explicó que “ya no hay tiempo y es imposible encarar esta tarea”, aunque señaló que apenas el río lo permita comenzarán a realizarse los análisis de calidad de aguas. “Esperamos poder ingresar lo antes posible a las playas y habrá que esperar que baje un poco más para ver exactamente cuál es su estado y cómo hacemos la limpieza de la arena”, añadió.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s