Educación y Cultura, Portada

Más que el placer de leer

La palabra no es neutra. Nuestro decir nos compromete éticamente con nuestro destinatario, más si éste es un niño y adolescente, aún cuando nuestro mensaje pertenezca al género de la ficción.

Estas reflexiones, que pertenecen a la profesora y experta en literatura infantil y juvenil Dinorah López Soler, involucran la necesidad de la existencia de lectores con juicio crítico para aprehender lo que un texto dice, lo que no dice y lo que sugiere, así como la existencia mediadores (padres, docentes) informados y de espacios de difusión y crítica en los medios de comunicación sobre el gran caudal de literatura para niños y jóvenes publicada en Uruguay desde 1990 en adelante.


Había una vez…
“Considero que el adulto, promotor del libro en el hogar o la institución educativa, debe estar informado acerca de lo que se produce en el país en materia de literatura infantil y juvenil”, dijo López Soler, quien estuvo en Paysandú para brindar una de las conferencias del ciclo propuesto por la revista Quinto Día con motivo de su 15º aniversario.

Con esa motivación, creó hace 10 años el programa “Había una vez…”, el cual conduce los sábados a las…por CX 1050 AM SODRE, un espacio de carácter cultural y periodístico, que se dedica a difundir en forma actualizada todas aquellas publicaciones nacionales para niños y jóvenes.
En el Uruguay desde lo intelectual a lo no intelectual está parcializado en posturas “a” y “b”, dijo la experta, para afirmar luego que “la literatura infantil y juvenil no es ajena a eso y tiene dos grandes líneas de trabajo con dos grandes personas que han aportado muchísimo, que son la Asociación Uruguaya de Literatura Infantil y Juvenil (AULI), con su presidenta la doctora Silvia Puentes de Oyenard, e IBBY (internacional borrad of Books for Young People) Seccion Uruguay, con una gestora y luchadora como es Ana María Bavosi”.
“Estas dos líneas de trabajo, que para mí son fundamentales y de las cuales aprendo permanentemente son dos caminos que enmarcan la literatura infantil y juvenil desde dos posturas distintas, que tienen puntos de contacto aunque a veces lo que más se ve son las diferencias. Yo he tratado de transitar la calle, no por las veredas en el tema de la literatura infantil y juvenil. Me gusta más la calle porque me parece que es donde está más la libertad y donde uno puede tomar de la diversidad”, explicó.

“Desde hace diez años, lo que hago en el programa es difundir a todos los que publican en el país literatura para niños y jóvenes, estén vinculados a una u otra institución, tengan un espacio editorial o no lo tengan, publiquen ellos mismos la obra o participen de una publicación colectiva”, agregó.

Su tarea periodística, más una intensa y extensa investigación de autores nacionales permitieron a López Soler la publicación del libro “Literatura Infantil y Juvenil publicada en el Uruguay entre 1990 y 2002”, que reúne 114 fichas de autores nacionales para niños y jóvenes con datos concretos sobre sus obras. En la actualidad la autora, que define a la publicación como “un lugar al cual recurrir los que quieran investigar”, ha elaborado 36 fichas más que aún no han sido publicadas.

Mucha producción, poca crítica

“La especificidad de esta literatura viene dada por el carecer infantil-juvenil de sus destinatarios potenciales, y eso ha desembocado muchas veces en la consideración de literatura marginal o de categoría menor ¿Será ésa una de las razones de la cuasi ausencia de espacios de difusión y crítica en los medios de comunicación?¿La literatura infantil y juvenil por sus propios destinatarios no merece consideración de la crítica seria?”, se pregunta la experta en su libro.

No obstante, la elevada producción de libros para niños y jóvenes desde 1990 en adelante hace ineludible la crítica seria. Y hacia allí es a dónde apunta Dinorah López Soler.
Considera que es necesario propiciar espacios de debate y de crítica de lo que se publica para niños y jóvenes y no tener miedo a ampliar nuestra crítica a lo ya consagrado. “Lo ya consagrado lo consagra un mercado y un aparato que lo fortalece. Entonces muchas veces no se sale de publicar lo mismo (determinados escritores o estrategia narrativa y temática) porque es demasiado riesgo. Sin embargo, hay escritores que por no tener acceso a los grandes sellos editoriales financian su propia publicación o lo hacen a través de instituciones”, dijo.

“Lamentablemente hay un gran caudal de literatura para niños y jóvenes desde 1990 en adelante por la amplitud de autores y temáticas pero no viene eso acompañado con una formación en literatura infantil y juvenil de maestros y profesores de Literatura e Idioma español y lugares de la prensa escrita y medios audiovisuales donde se haga comentarios. Por lo general el comentario es la lectura de la contratapa del libro o la solapa y más allá no se despega y, en definitiva, ese tipo de comentario lo único que hace es repetir el mercado”, opinó.

Literatura y valores

“Para mí todo lo que crea el ser humano trasmite valores, su concepción de mundo, de hombre o sociedad. Eso puede ser mas implícito o explícito pero está”, dice Dinorah López Soler. Y como está, hay que saber verlo y desentrañarlo: para eso es necesario el juicio crítico.
“La literatura no es acercamiento al libro solamente por placer; uno tiene que disfrutar del placer del leer pero tiene que tener también el juicio crítico. Si queremos seres críticos, ciudadanos críticos que se autocuestionen y quieran crear y hacer cambios tienen que salirse de la lectura de placer y hacer una lectura crítica. Criticar por qué me da placer determinada historia, de qué manera está construida y por qué no me da placer otra”, añadió.

Opinó también que discutir sobre un libro y los valores que trasmite a partir de la lectura “es una buena instancia de diálogo entre el mundo adulto y el del niño o joven” y “un vehículo que nos enriquece”.
“Creo que allí está la utilidad de la literatura: permitirnos ser mejores personas y construir entre todos algo mejor para todos”, puntualizó esta joven y talentosa docente y comunicadora que se perfila como un nuevo valor en el terreno literario.

Publicado originalmente en la revista Quinto Día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s