Guyunusa y Tacuabé, los charrúas sanduceros

De los cuatro charrúas llevados a Francia, dos de ellos, Tacuabé y Guyunusa, fueron bautizados en Paysandú. Eran los más jóvenes del grupo y también vivieron en carne propia la total falta de respeto a la dignidad humana.

Laureano Tacuavé Martínez, conocido como Tacuabé, nació en Paysandú el 14 de julio de 1809 y fue bautizado el 8 de setiembre del mismo año por el cura y vicario de la Parroquia de San Benito de Paysandú, Silverio Antonio Martínez.
Era hijo legítimo de Eustaquio Tacuavé y Francisca Martínez, indios de esta jurisdicción.
Tacuabé tenía 23 años cuando llegó a Francia y al igual que sus compañeros charrúas fue exhibido y obligado a trabajar en circos.

Según José Joaquín Figueira, destacado investigador uruguayo sobre los charrúas llevados a Francia, también habrían cambiado el nombre de Tacuabé por el de Jean Soulassol, a quien se presentaba como “maravilloso por su fuerza maxilar y su fuerza india”, lo que también coincide con la inscripción en una pensión de Lyon del “saltimbanqui” Laureano Tacuabé.

De allí la deducción de que Jean Soulassol es Tacuabé, a quien se llamaba así para evitar la persecución policial sobre quienes lo explotaban.
“Dice Figueira con sólidos argumentos, que a la muerte de Vaimaca y Senaqué en París, Tacuabé, Guyunusa y la hija de ésta, nacida en parís el 20 de setiembre de 1833, fueron conducidos a Lyon al año siguiente, 1834, probablemente porque quienes los tutelaban estaban siendo perseguidos por la policía a raíz de una denuncia de M. Auguste de Saint Hilaire, debido, más que nada a las condiciones muy poco higiénicas, y sobre todo al inhumano trato que se les estaba dando a estos indios”, comentó el licenciado José Eduardo Picerno, dirigente de ADENCH.

Según Figueira, días antes de la muerte de la muerte de Guyunusa, el nombre de Jean Soulassol fue desplazado, y el mismo día que fallece, fue quitado de cartelera. A su vez, el circo desaparece de Lyon cuando a fines de julio de 1834 se descubre que los charrúas están en esa ciudad, no obstante haber anunciado que estaría por dos meses más allí presentando su funciones.

Esto ha llevado a pensar que simplemente Tacuabé se fue con el circo, lo que invalidaría versiones sobre su muerte, o la tan mentada fuga con la niña de Guyunusa (que sería hija de Vaimaca Perú) después de la muerte de la india. Luego de este episodio se perdió el rastro de Tacuabé.

Guyunusa, chalouá sanducera

María Micaela Guyunusa había nacido el 28 de setiembre de 1806 en el departamento de Paysandú, donde fue bautizada con el nombre cristiano de Michaela. De ahí el subtítulo “chalouá” (que en la lengua charrúa significa “muchacha”) sanducera.

El registro de bautismo dice: “En veinte y seis de julio de mil ochocientos siete (con mi licencia) el R.P.P. Fr. Ignacio Maestre, bautisó (sic) solemnemente a una niña, que nació el veinte y ocho de septiembre del año pasado, a quien puso por nombre María Michaela, hija natural de María Rosa, india charrúa: fueron padrinos Manuel Medina y Victoria Cambyaé, a quienes se les advirtieron de sus obligaciones. Doy fe. Silverio Antonio Martínez”.

Michaela o Micaela era el nombre cristiano de Guyunusa, según testimonios recabados en un trabajo del antropólogo francés Paul Rivet. Se trata de un nombre que era poco frecuente en nuestro país y según Eugenio Petit Muñoz sería rarísimo que, entre los poquísimos indios charrúas que llegaron a ser bautizados hubiese dos Micaela.

Agrega que “la excepcionalidad del bautismo del charrúa, que es un hecho notorio, salvo en la conocida reducción de Cayastá, cuyas inscripciones correspondían a Santa Fé y han sido parcialmente publicadas, se ve confirmada en el caso de Paysandú, parroquia que era la única de la zona final de habitación del charrúa en nuestro país y en la que, desde 1805 -fecha en que se inician sus libros- hasta el presente no aparece otra niña charrúa bautizada”.

A diferencia de lo que acontece con otros niños bautizados en Paysandú -al día siguiente o en los inmediatos a su nacimiento– Guyunusa tardó diez meses en recibir el sacramento cristiano.

Teniendo en cuenta que no fue bautizada por el párroco, Antonio Silverio Martínez, sino por su teniente, el P. Fr. Ignacio Maestre, es posible suponer que este último lo hizo en una recorrida por montes y lugares alejados, buscando niños infieles que bautizar.
Otro argumento que maneja Petit Muñoz para afirmar que María Michaela es Guyunusa es su edad.

La niña bautizada en la jurisdicción de la Parroquia de Paysandú había nacido el 28 de setiembre de 1806, lo que significa que en junio de 1933, cuando Guyunusa es descripta en París, esta María Michaela tenía 26 años, y si bien las fuentes francesas atribuyen a Guyunusa 20 años, dicen a la vez que era de la misma edad que Tacuabé, quien nacido en setiembre de 1809, tenía 23 años en junio de 1833. Las diferencias pues, son muy pequeñas.

Por último, está su región de origen. En la obra del francés Paul Rivet (”Les Derniers Charruas”) sobre los charrúas llevados a Francia, se cita al Dr. Tanchou, quien expresa que Guyunusa vivía en su país en las orillas del río Negro y, según la partida de defunción de la desventurada india, ésta habría nacido a orillas del río Uruguay. Y por aquellos años, todo eso era Paysandú. “La coincidencia es total”, sostiene Petit Muñoz.

Guyunusa falleció por tisis pulmonar en el hotel Dieu, de Lyon (Francia), el 22 de julio de 1834, hace exactamente 172 años. Sus restos de Guyunusa no han podido ser encontrados. Hay versiones que indican que habrían sido depositados en un osario común.

Senaqué, el “médico” indígena

En cuanto a Senaqué, tenía unos 56 o 57 años, cuando llegó a Francia. Era un médico-brujo indígena, así como un viejo guerrero y favorito del jefe de la tribu, Vaimaca Perú.

De los cuatro charrúas expatriados, fue el primero en morir. Según el enfermero francés Camus, quien relató que calmado e indiferente, su semblante parecía ajeno a todo lo que le rodeaba. Permaneció en silencio absoluto, que sólo rompió para exclamar “¡Oh París! ¡París!”, frase que se considera todo un símbolo de su desventura.

 

Documentos históricos

En la actualidad, tanto la partida de bautismo de Tacuabé como la de Guyunusa, verdaderos documentos históricos de nuestra nación, son guardadas con el celo que corresponde en los archivos de la Basílica Nuestra Señora del Rosario y San Benito de Palermo.

Llegar a la de Tacuabé fue muy fácil. A la de Guyunusa no tanto. Una primera consulta a los archivos eclesiásticos tuvo resultado negativo. Sin embargo, sabíamos que había sido encontrada allí por Eugenio Petit Muñoz y presentada en un libro sobre “La vivienda Charrúa”, que data de 1950 y se guarda en la Biblioteca Nacional, en Montevideo. Allí lo encontramos y una rápida consulta permitió revelar la incógnita y ubicar la partida de bautismo de Guyunusa, quien no figura con ese nombre sino con el nombre cristiano de Michaela.

Una nueva consulta en las oficinas parroquiales de Paysandú permitió ubicar fácilmente el histórico documento. A modo de anécdota cabe señalar que hoy 26 de julio del 2002 se cumplen exactamente 195 años de dicho bautismo, efectuado el 26 de julio de 1807.

¿Son sanduceros Tacuabé y Guyunusa? Si nos atenemos literalmente al documento existente, es lógico afirmar que sí. Allí se indica, por ejemplo, que los padres de Tacuabé son “indios de esta jurisdicción”.

Ahora bien, cabe recordar que en 1809 el departamento de Paysandú abarcaba lo que actualmente son los departamentos de Artigas, Salto, Paysandú, Tacuarembó, Rivera, Río Negro y parte de Cerro Largo y Brasil.

¿Cabe la posibilidad de que un charrúa viajara kilómetros y kilómetros para bautizar a su bebé? ¿Acaso recibieron el sacramento en recorridas de curas por los montes buscando infieles que bautizar? ¿O, circunstancialmente, eran vecinos de la Parroquia? Artículo originalmente publicado en la revista Quinto Día, de El Telégrafo.

About these ads

64 pensamientos en “Guyunusa y Tacuabé, los charrúas sanduceros”

    1. No suelo editar los comentarios de los lectores del blog. Aquí había uno de Mauro, que era ofensivo y lo borré. Acepto las discrepancias y diferencias pero expresadas con respeto.
      Agregaré al detector de spam las malas palabras que usó.
      Este es un blog moderado.
      Carol

    2. En el libro Yugunusa ;que esta basado en el relato de un sueco que trabajaba para la marina inglesa en busca de pieles, cuernos y pesuñas de animal vacuno sobre el Río Uruguay, es el que relata la historia de Salsipuedes, el traslado de los Charruas a Francia, y su explotación. La hija de Yagunusa, despues de su muerte ,es llevada por el sueco a Suecia y la historia queda ahí: Algún interesado en recopilar datos sobre estos informes ??!!. Esto quiere decir que desde temprana edad, en escandinavia corre sangre Charrua !!.

  1. Muchas gracias por toda esta información. Estoy recabando datos para novelar la historia de la hija de Guyunusa (una posible historia, al menos), y francamente… no sabía, no había encontrado ni la mitad de estos datos… Estoy perpleja.
    ¿Habrían llegado a aprender francés nuestros charrúas? La idea de la huída de Tacuabé es sin duda romántica y estimula mi imaginación… y supongo que de todos los uruguayos también.
    Saludos, y de nuevo, gracias.

  2. Hola Sandra, me alegro te sirvan los datos de esta pequeña investigación que realicé en los archivos parroquiles de la Basílica de Paysandú (Uruguay) hace un par de años, donde se guarda la partida de nacimiento de Guyunusa y Tacuavé.
    Sí la historia de estos pobres indios en verdad estimula la imaginación. Avísame si llegas a publicar tu novela. Me encantaría leerla.
    Saludos,
    Carol.

  3. Bueno me encanto este blog…por que es un articulo muy interesante.
    Gracias por publicarlo porque es muy buen material como para el liceo…¡felicitaciones!…muy bueno todo…

  4. A raiz de una canción de “Los Orilleros”referente a los últimos charruas ,encontre este blog,y debo confesar ,que soy mas ignorante de lo que pensaba.Gracias por esta información

  5. Muy bueno el artículo. No tenía idea que se había perdido el rastro de Tacuavé. A raiz de esto me hago muchas preguntas y creo que quedarán sin contestar: ¿para dónde fue? ¿cuándo y adónde murió? ¿Tuvo más descendencia? ¿Cómo es posible que nadie más se interesó por investigar su paradero y su vida?
    Saludos

    Pedro

  6. muy buena informacion, tengo una amiga que se llama Guyunusa y le pase esta informacion, quedo muy contenta por saber algunos detalles de nuestros indios. me podrias pasar nombres charruay y sus significados? gracias

  7. Hola , de casualidad he encontrado este espacio y aprovecho para expresar mi mas profundo desprecio y verguenza a la etnia blanca. Quienes no se con que derechos conferidos por quien, han roabado, matado violado, esclavizado a todos aquellos a quienes creyo inferiores. Pero lo que han hecho en sudamerica supera todo. De verdad me apasiona el tema de los indios .
    Pero bueno, lo que de verdad me indigna de todo esto es que habiendo tantos que por informarnos conocemos las injusticias que estos sufrieron y en las condiciones en q viven hoy gracias a nosotros los de la etnia blanca, no tengamos el valor de hacer algo por ellos.
    Miresmoslos a los ojos y digamosles que a ellos pertenecen estas tierras y no solo eso, devolvamoselas hagamos que nuestros gobiernos o mejor que el pueblo sea quien lo haga. Devolvamosle su dignidad, ayudemoslos , no demos vuelta la cara cuando nos cruzemos con ellos en la calle.Yo creo que a mas de uno de nosotros se le debe haber pasado esto por la cabeza y si no es asi tambien de esa persona siento verguenza

  8. BUSQUE EN INTERNET LA PALABRA “TACUABE” DEBIDO A QUE CONOCI UNA PERSONA DE NACIONALIDAD URUGUYA CON ESE NOMBRE.
    MUY INTERESANTE LO AHI ESCRITO.
    EXCELENTE.

  9. Estoy buscando información sobre Artigas, los charrúas, la Liga Federal y llegué acá. Me encontré con este muy buen material, que desconocía totalmente. Adelante y felicitaciones. Muy , muy bueno!!!!

  10. Muy buen articulo muy conmovedor he indignante ¿hay informacion del circuito que trazó el circo con nuestros indigenas? Tengo planes de recorrer Francia y me gustaria en caso de coincidir en algun lugar, dejar un recordatorio simbolico para ellos y un mensaje sobre la humillacion para los responsables? La memoria debe de ser un arma que apunte al victimario son ellos los dueños del crimen Soy sanducero de nacimiento he imagino la tragedia de la denigaracion de nuestros ancestros, en estas tierras, para ellos totalmente ajenas y extrañas. Hoy la hipocresia a cambiado de escenario, ya no es el circo si no la tv, la que exhibe lo diferente como absurdo, en nombre de los inmaculados “valores occidentales” Gracias

  11. Hola, agradezco mucho la información, mi hijo se llama Tacuabé y me preguntan por qué, entré buscando detalles para responder esa pregunta. Muy buena información.

  12. Carol el 11 de abril de 2011 Dia de la nacion Charrua se comemorra 10 años del encuenrtro en salsipuedes, queremos juntar personas interesadas en el tema puntual de Goyenusa y Tacuabe . asi q con tu permiso dejo mi direcion de correo electronico para quien quiera aportar y participar (platanospubliciad@adinet,com,uy) atte Tancredo

    1. Desde ya mi apoyo en lo que puedan necesitar para la difusión de la actividad. La verdad, son dos figuras bastante olvidadas a nivel general, así que será bueno recordarlos.
      Si te parece, envíame un mail o contáctame por Facebook para informar de los detalles y publico algo al respecto.
      Saludos y gracias,
      Carol

  13. muy bueno el sitio, es incereible como la historia da vueltas. las herramientas que fueron creadas para mantenernos alejados de las cosas importantes tambien se usan para el “encuentro” de las naciones las personas y los pueblos. la serpiente se muerde su propia cola. celebro este encuentro con la historia vivenciada por nosotros y saludo a nuestros ancestros

  14. Gracias por tu comentario, Yasnaia. Bonito nombre, nunca lo había oído.
    Me alegra que pienses que este blog sirve para el “encuentro”.
    La serpiente que se muerde la cola se llama ouroboros. Su simbología apunta a designar el principio y el fin como entidades contrapuestas, pero que convergen en un mismo espacio. La contradicción incesante entre la vida y la muerte que completan un círculo de realimentación, un eterno retorno.

    Es un símbolo que está presente en la arquitectura funeraria del Monumento a Perpetuidad (Cementerio Viejo) y relevado en un trabajo sobre la interpretación simbólica de ese espacio que hicieron tres jóvenes que trabajan como guías en el lugar.
    Si te interesa leer al respecto, escribí algo sobre eso en este enlace: http://rotafolio.wordpress.com/2009/02/16/cazadores-de-simbolos/

    Saludos y gracias por escribir.
    Carol

  15. Carol, muy bueno el blog, en un par d e meses voy a estar por Paysandu con una muestra de Mascaras de todo el Mundo, me interesa que podamos conversar para hablar de esta historia, por ahi podemos incluir algo en la muestra sobre Goyenusa y Tacuabe, no se….se me ocurrio ahora comentarte esto. saludos.

  16. Indignacion!!ese es el sentimiento q me invade en este momento por mi parte blanca y por mi parte indigena profunda tristeza y dolor se me ha hecho un nudo de angustia y bronca mientras leeia este material q entiendo xq tantos murieron por su libertad ,creo rotundamente q si yo ubiera existido en aquella epoca tambien ubiera muerto joben con tal de ser libre !amo mi libertad y mis seres queridos hubiera matado y muerto por ellos ,pobresitos q horrible !!Q Francia nos devuelban sus restos !! Te pregunto y perdona mi ignorancia Por que no lo hacen ? Gracias y muy buen material!!!

  17. MUY INTERESANTE EL ESTUDIO. LLEGUÉ A TU BLOG POR CURIOSIDAD PERO ME VOY A QUEDAR. SOY CATALAN Y VIVI 8 AÑOS EN URUGUAY Y SIEMPRE ME INTERESÓ EL TEMA DE LOS CHARRUAS. EN EL AÑO1978 FUI A RIO GRANDE DO SUL Y TUVE LA OPORTUNIDAD DE VISITAR UNA REDUCCIÓN DE INDIOS CHARRUAS. ME VINE BASTANTE DEPRIMIDO VIENDO COMO VIVIAN …
    UN ABRAZO

  18. La verdad, es que sabiendo todas las injusticias que pasaron… indigna que siempre la gente más sana, que tiene una cultura tan diferente a la que patentan como la más “civilizada” desde tiempos remotos, es deprimente saber además, que hoy día, indígenas de diferentes regiones del mundo vivan como lo hacen, reprimidos, olvidados, asediados por las empresas que contaminan sus recursos y que solo quitan lo más sagrado que un ser humano pueda tener, el derecho a elegir cómo vivir, de prosperar de diferente manera, y muchos de nosotrso no colaboramos realmente para cambiar eso… no creo ser la única que piensa de este modo…y que se pregunte a diario cómo ir contra esta “evolución” humana que desprecia el amor a la tierra, a la naturaleza entera, el don de tener un corazón que entiende completamente lo que es ser con la tierra, y de ella, y no dueño de… También reniego de mi parte “blanca”… mi abuelo es descendiente de indígenas charrúas, mi tatarabuelo escondió bajo los leños a mi tatarabuela para cubrirla de los soldados que venían tras ellos, y se escaparon ambos… él les cocinaba a estos macabros, que no podían seguirlos cuando se metían dentro del monte espeso… decían que eran “ágiles como gatos”… si les interesa hay un libro de Daniel Vidart acerca de los Charrúas, con mucho material interesante y contradicciones de los que los juzgaban animales sucios… Ahora me siento acompañada, en la sangre… no sienten que cuando están cerca del río uruguay es como si nunca se ubieran ido de alí? mucha nostalgia, con tanto sauce, ceibales, espinillo, molle, acacia, coronilla… tantos olores! les habrá dado una tregua la vida a sus cuerpos…? y sus almas, estarán en los cantos de los pájaros?? Un placer compartir esto con ustedes. :).

  19. Muy bueno, me sirvio para el liceo toda la info. de Tacuabe… Una pregunta , tenia algo relacionado con la musica este indio ? Muchas gracias Estoy en 2º

  20. Hola Carol me detuve largo tiempo en tu blog a leer los comentarios que son tambien muy enriquecedores. Soy Profesor de Historia, argentino, que hace casi dos años vivo aqui en uruguay. Justamente este barrio se llama “charrua” en Juan lacaze y el nombre de la calle en q vivimos es Guyunusa y todas de este barrio tienen nombres charrúas. Pero que significativo es saber tambien qué historia vivída hay detrás de esos nombres. Tu aporte al conocimiento de una historia negada y tergiversada por la historia oficial del “orden y progreso” y una cultura latinoamericana europerizada, es valioso y, parte tambien ahora, de un patrimonio de reconocimiento identitario con los pueblos originarios de estas tierras.

    1. Hola Fabián, gracias por tu comentario. La verdad es que si, mucha gente ha aportado su conocimiento y puntos de vista sobre estos temas , cosa que agradezco porque todo enriquece.
      Un abrazo,
      Carol

  21. Felicito por la información compartida. Me interesa el tema porque tengo antepasados indígenas . He ncontrado en uno de los cementerios de Minas un panteón que tiene una cruz india y en los cuales están dos de mis tatarabuelos.
    También, ahora han designado varias calles con nombres indígenas como Guyunusa,Tacuabé entre otros.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s